Emburucuyá


Salas, el último ídolo
Sábado, noviembre 29, 2008, 2:21 am
Filed under: escritura | Etiquetas: , ,
Salas, el más grande

El más grande

Pienso en esto desde la noche del último domingo y las circunstancias obligan a no seguir esperando.

Nunca veré a un jugador más grande que Salas. Buena parte de mi amor por la U nace en ese par de años sagrados. Nunca he disfrutado más un gol como los de Salas. Grité el último en ese partido amargo, aunque lejos de la querida galería. Son muchos los recuerdos en la cabeza y no voy a enumerarlos.

Que digan lo que quieran los que están bajo su sombra. Que repitan mil y una veces sus goles. Que por favor haya una oportunidad para verlo jugar otra vez y elevar todos los honores que nunca serán suficientes. Cuánta emoción, cuánto temple, cuánto talento, cuánta sangre agitando el corazón, cuántas veces la garganta hecha jirones. Goles, goles, goles. Se apaga la última luz de la infancia y la extrañaremos. Gracias. Gracias. Gracias.

Salas, ídolo inmortal. Salas, ídolo de verdad. Salas, el último ídolo.



Santos Dumont lanza Similia Similibus
Lunes, noviembre 10, 2008, 8:52 pm
Filed under: música | Etiquetas: , ,

Santos Dumont lanza Similia Similibus

Santos Dumont lanza Similia Similibus

Más información: Discos Tue-Tue



Simpatía por el coludo
Lunes, agosto 18, 2008, 2:16 am
Filed under: escritura, misceláneo | Etiquetas: ,

El pelado canta, enchufados los audífonos, mientras barre la calle. La calle está vacía, por cierto, y ningún auto pasará. Hoy es domingo.

Pleased to meet you. Hope you get my name, dice sin escrúpulos.

Y uno, como pidiendo disculpas, camina nomás y sabe que hay una jornada de trabajo por delante.



Manuel García – Témpera
Sábado, agosto 9, 2008, 1:42 am
Filed under: música | Etiquetas: , , , ,

Publicado por La Música de Emol el jueves 7 de agosto de 2008.

Manuel García
Témpera

Un pequeño rincón del digipack que porta el segundo disco de Manuel García está ocupado por cuatro líneas de Chinoy, músico de San Antonio con quien ha compartido más de un escenario. No es casual el dato, porque el rasgueo y la letra de “Témpera”, la canción, están emparentados con la guitarra machacada y el caudal de imágenes que ese porteño despliega en sus composiciones. La canción se sostiene sobre pura intensidad: en los versos, en el ritmo, en la voz y en las cuerdas. Cuando están impregnadas de esa fuerza, algunas pinceladas de esta témpera se vuelven emotivas.

Que no se confunda intensidad con cierta cantidad de instrumentos o un indicador de volumen. Comparada con un Pánico (2005) generoso en arreglos, ésta es una grabación tosca, cruda incluso, cuyo eje son la guitarra y la voz no siempre prolija y afinada de García. Es más, la mano derecha se emplea aquí mucho más para rasguear y menos para arpegiar que en la anterior entrega.

Parece curioso que canciones que incorporan más arreglos, como “Perderse” y “Piedras”, sean más flojas y no mantengan la tensión. Pero ocurre que la fuerza de este disco está, en realidad, en las letras. De este modo, lo más inquietante de “Canción y plegaria” es la pregunta que inicia los versos y no los arreglos algo barrocos que toca un quinteto de cuerdas con oboe. De la misma forma, el retrato provinciano de Santiago en “La gran capital” es aún más atractivo que la melodía sobre la que se canta. Y canciones reposadas como “Barcos de cristal” o “Es bello es bueno” descansan sobre las imágenes que sugieren sus líneas.

Témpera se oye chileno al cantar en “Pañuelí” sobre un septiembre que solo acá es triste y festivo e invocar a Violeta Parra en el bombo y cuatro de “Los colores”. Y recuerda la extraña religiosidad latinoamericana cuando pone a bailar a la Virgen María con el diablo y narra que Cristo rompió el laúd y lo echó en un ataúd. Pero lo único que quizás puede atarlo a estos días sea el desencanto implícito en casi todas sus canciones y la mirada íntima que las cubre. Es un disco que se enrolla sobre sí mismo. En distintos momentos incluso canta de poetas, canciones, tambores y tocar la guitarra. Y eso puede ser bello y bueno.

Manuel García / ”Témpera” (2008, Alerce)

1. Nadie + que el sol. 2. Barcos de cristal. 3. Ninguna calle. 4. La gran capital (el provinciano). 5. Tarde. 6. Canción y plegaria. 7. Es bello es bueno. 8. Pañuelí. 9. Los colores. 10. Témpera. 11. Perderse. 12. Piedras. 13. Cangrejo azul.

Músicos: Manuel García (guitarra y voz), Diego Álvarez (guitarra eléctrica y electroacústica), Camilo Morales (bombo, cajón peruano, pandero, percusión y batería), María Teresa Molina (contrabajo y bombo), Alejandro Soto (teclado), Felipe Orellana (cuatro), Gonzalo Canales (guitarra), Javier Bustos (oboe), Daniela Rivera (violín), Ximena Águila (violín), Carlos Díaz (viola), Rodrigo Durán (chelo).

Manuel García en MySpace
Manuel García + Mecánica Popular



Condorito
Sábado, julio 19, 2008, 2:35 am
Filed under: escritura, misceláneo | Etiquetas: ,

Me senté y frente a mí había una mujer leyendo Condorito. No recuerdo hace cuánto no veía a alguien leer Condorito. Menos en un lugar así.

La miré por varias estaciones hasta que se me cerraron los ojos. No fue tanto, cierto, pero suficiente para leer varios chistes. Nada de nada: no hizo ni un solo amago de sonrisa.

Después desperté en Vicente Valdés y ya no estaba.




Grama
Viernes, junio 27, 2008, 12:40 am
Filed under: misceláneo | Etiquetas: , ,

Aquí y aquí.